Libros y reseñas: "El mágico poder de sahumerios, aceites y talismanes", de Waldo Casa.

| |

[Esta lectora se reserva el derecho de divagar y expresarse con ambigüedad.
He dicho.]


Hace algunos días encontré una copia de este libro en perfecto estado en la feria de Parque Rivadavia, vi que estaba unos pesos nomás y lo agarré, sin chusmearlo antes porque venía envuelto en celofán. Pensé "Ok, de última si es malo, no perdi mucha plata...", asi que lo compré sin demasiadas vueltas; encima el vendedor me hizo precio (en cuanto encuentre el papelito con la referencia del puesto, lo comparto, se los prometo). Genial.


En cuanto pude me puse a chusmearlo y, para mi sorpresa, el libro es decente, si no bastante bueno. En las solapas y contratapa el tipo se jacta de haber aprendido todas las recetas que incluyó en el libro en sus misteriosos viajes por el mundo. Asimismo también le emparcharon en la solapita una foto peculiar en la que él se parece MUCHO a Gob, de "Arrested Development" (Una serie de Fox, bah...) o a un ilusionista de la calle Florida. O mejor, a Gob de "Arrested Development" haciendo de ilusionista. Y junto con la foto y el alarde sobre los viajes y el conocimiento antiquísimo y secreto que Casal adquirió de los más recónditos rincones del planeta, hay una especie de curriculum: los titulos que tiene, los cursos que hizo y las actividades que coordina.
En fin, no me extiendo mucho más sobre este personaje. Nunca fue de mi agrado pero, nuevamente, este libro sobre inciensos es bastante decente. Con decirles que no me dan ganas de revenderlo, es suficiente :b

Les cuento más o menos de qué va la cosa. Para los que nos devoramos "Inciensos, aceites e infusiones", el magistral librito de Cunningham, en una hora y media después de comprarlo, muchas recetas de Casal nos van a sonar conocidas. No digo que sean iguales, no, sino bastante parecidas. Como fiel lectora del difunto Scott :b en general me parece que todo deviene de sus libros ("De Cunningham venimos, y hacia Cunningham vamos", deberían decir todos los que escriben este tipo de libros. Ok, quizás no es para tanto xD).
El tema es que Waldo Casal además de tirar la receta del incienso además le añade la parte del ritual que tiende a ser siempre igual. Por ejemplo, si preparamos un incienso para Hécate, vamos también a preparar una tinta mágica o energizada de un color X, con la que vamos a escribir una plegaria, pedido o agradecimiento en un papel de color X, el cual vamos a meter en un sobre de color X y vamos a sahumar con el humo del incienso que preparamos. Asi con todos los sahumerios: Se prepara la mezcla, se redacta el pedido y se sahuma el sobrecito con el humo. Se repite o no, dependiendo del ritual y también hay correspondencias de día y horario. Con algunas coincido y con otras no. Por ejemplo, sí me cierra que el ritual de Hécate se haga un Lunes, porque Ella es una diosa lunar. Pero el ritual de Apolo, dios eminentemente solar, no se hace un Domingo (día del Sol), sino un viernes (día de Venus). ¿En qué cabeza cabe? En fin, es cuestión de prestar atención a estos detalles y todo marcha más o menos sobre rieles.

En la sección de aceites cambia un poco la mecánica de los rituales. La gracia es preparar una mezcla de aceites esenciales y dejarlos "concentrarse" al menos un día antes de llevar a cabo el ritual. Entonces vamos a tomar una vela de un color X, le vamos a grabar nuestros datos personales y, enfocándonos o visualizando nuestro pedido, la vamos a ungir con la mezcla que preparamos con antelación. Se deja consumir la vela y voilá.
No hay mucho para decir con respecto a esta parte del libro, sólo que con las correspondencias hay que prestar atención y adaptarlas en caso de que no coincidan demasiado con el propósito (Ejemplo: Para obtener ayuda en una entrevista laboral, lo mejor creo sería realizar el ritual un miércoles -Mercurio, comunicación, etc, etc- y no un Martes o un Viernes, como propone Casal).

La última parte, que trata sobre los talismanes, es la que menos me gustó. Como venía hablando de hierbas aqui y allá, pensé que con "talismán" se referiría a las bolsitas herbales o algo por el estilo, pero no. En la introducción al capítulo él dice que el origen de la palabra talisman es del hebreo "tselem" que significa "imagen", entonces todos talismanes propuestos son símbolos pintados sobre papel de calcar que luego se guardan en una especie de carpeta hecho con una placa de cobre. Complicado al divino botón, si me preguntan... pero en fin. Esta sección se puede descartar o los talismanes se pueden hacer a gusto y piacere.
Acá las correspondencias de colores no están tan mal, y las planetarias son correctas en la mayoría de los casos.

En general para las 3 secciones los propósitos mágicos tienden a ser los mismos: amor, protección, purificación, trabajo, dinero, para los ángeles, para algunas deidades, recetas zodiacales y planetarias. Y más o menos eso es todo, variadito variadito. Hay cosas que sirven y cosas que descarto.

Para ir cerrando, y despejar un poco la confusión que pude haber creado por mis comentarios ambiguos y todo este divague: sí, me gustó. Me alegro de haber gastado esos morlacos en este libro.
¿Waldo Casal me cae bien? Probablemente no, o no termina de cerrarme (este comentario es gratuito, poco tiene que ver con el contenido de este libro).
¿Compraría otros libros de este autor? No creo. Los otros titulos que le conozco no me llaman la atención.
¿Lo recomendarías? Sí. Si conseguis la edición de Martínez Roca por pocos pesos (no más de $20, yo lo pagué $12 creo, en ferias de usados o en Avenida Corrientes, si estás en Buenos Aires), comprala que te va a gustar.
¿Pero y si no está usado y sólo lo encuentro nuevo en Yenny o Cuspide (o librería similar cara)? Si no está baratito, olvidate: las ediciones de Martínez Roca son caras, o no se consiguen, y no vale la pena gastar arriba de $40 en el libro de Casal; está bueno, pero tampoco la pavada.
Además ahora Grupal editó el libro de Cunningham por $50 :b Comprate el de Cunningham si querés leer MUCHAS recetas de inciensos, mezclas de aceites y demás cosas relacionadas, y te sobran algunos pesos.

Sigo siendo ambigua, ¿no? Es lo que hay, queridos lectores.
Acá termino esta pequeña reseña, espero no haberlos aburrido y haberles dado ganas de chusmear este libro. Prometo para la próxima traerles algo más emocionante xD

[Sentimientos encontrados a full]

Pd: ACÁ en la página de los -Waldo y Elena- pueden ver algunos rituales extraidos del libro para darse una idea.

3 comentarios:

Victoria Arderius dijo...

Hola Jime! Muy buena reseña! Quería agregar, si es que aporta algo, que he tenido oportunidad de conocer personalmente y conversar mucho con Waldo y su mamá Elena Casal (una verdadera bruja que formó un hijo brujo).
Waldo me hizo una carta astral por el año 1998 y la pegó en todo, habló del giro que iba a tomar mi vida y de cosas íntimas increíbles. Conociéndolo, lo de sus viajes debe ser verdad. Quizás el hecho de que hayan trabajado en los medios parecería les quita seriedad. Pero la verdad es que los dos son seres cultísimos y muy amorosas personas. Cariños!

[ P a n [d] o r a ] dijo...

No dudo que pueda ser buen astrólogo pero, en el caso particular del libro que comento, poco tiene que ver eso con la preparación de inciensos. Si bien las recetas no están mal -como dije, me gustaron bastante!- Casal no ofrece ningún "soporte teórico". Otros autores, antes de tirar el paso a paso de las recetas, dan un glosario de usos mágicos de las hierbas que utilizan o al menos explican por qué utilizan tal planta y no otra. Por eso me merece menos confianza la supuesta investigación; le falta un sustento teórico que no se puede reponer a menos que tengas libros de otros autores o acceso a internet y maña para buscar :b porque Casal, con todos sus viajes, experiencias y cultura -que no dudo que tenga-, tampoco siguió ahondando en el uso mágico y ritual de las hierbas, a pesar de que en la solapa dice que "le gusta ir a las fuentes" xD
Son estas mínimas incoherencias las que hacen que este señor no me cierre del todo, ni él ni su trabajo. Pero en fin :) ¡Son opiniones!

¡¡Gracias por pasar, Victoria!! Y más gracias por tomarte el tiempo de leer y comentar.
¡Un beso enorme y mil bendiciones!

Victoria Arderius dijo...

A mí me da la impresión que la editorial que lo publicó le pidió un libro de divulgación o sea para todo público sobre el tema no para especialistas. Para que curioseen los que apenas están en el umbral de estos mundos y eso escribió. También tiene de feng shui...